Follow by Email

lunes, 10 de septiembre de 2012

River - Newells

Como en un "domingo cualquiera" apareció mi querido River en la tele, el ex ATC puso toda su tecnología para que podamos apreciar la táctica elaborada del querido pelado Almeyda. Por primera vez en tiempo, me gustaba la formación inicial. Un solo cinco, Ponzio, dos abiertos, el chino Rojas, ex tomba, el cual me gusta mucho, y del otro lado el desquiciado del uruguayo Sanchez, jugador generoso en despliegue y que suele aportar mas por cantidad que por calidad. Arriba Rodrigo Mora, uruguayo que aparenta prometer, y las dos torres, David y Rogelio (lloran Bati y Crespo), temible dupla goleadora.
Del otro lado el Newells del tata Martino, cuya última actuación había sido una deplorable Paraguay en la copa américa, con cinco grados bajo cero, me comí un empate en cero contra Venezuela por la semifinal de la copa américa, no era un buen recuerdo.
De arranque nos durmieron, descompensada la defensa, por izquierda nos llegaron dos veces seguidas, la segunda fue gol, merecido, en cinco minutos ya ibamos abajo.
River jugó bien, en ataque mostró agresividad y profundidad, apareció Trezeguet y puso las cosas iguales, después Mora clavó un gol de otro partido, para mi, quiso tirar un centro, la puso hermosa al primer palo, 2a1 a favor. Merecido. Entretenido primer tiempo.
David festeja su gol


Entretiempo.
Gran arranque del segundo tiempo, nos pusimos 3a1 con un lindo gol de Funes Mori, y parecía todo liquidado. No fue así. El uruguayo  Sanchez, que había quedado de cuatro, ante la lesión de Mercado y la falta de defensores (extraña decisión) en el banco, paró una bola con la mano para acercársela al arquero, insólito, como el penal de Braña de la selección, inexplicables ambos. Penal. Gol. Incertidumbre.
Se envalentonó el equipo rosarino y acto seguido puso las cosas iguales, golazo de Scocco.
Empate con sabor a poco, por la apuesta del pelado me hubiera gustado que el resultado lo acompañara, ojalá que sea el comienzo de una nueva etapa, un poco mas arriesgada, en la que pensemos un poco mas en el arco contrario que en el propio. Por ahora no se nota la mano del dt, cambia de partido a partido y eso se transmite en el juego.
Veremos como sigue la cosa.

Vamos Pelado que se puede. Hay que arriesgar.