Follow by Email

martes, 17 de diciembre de 2013

Una Oportunidad Menos ...

Dos equipos en busca de un título, cuatro en realidad, el nivel del torneo no merecía tamaña definición, a veces el azar tiene éstas cosas, se presentó un escenario inmejorable para que se viviera una fiesta de fútbol, había una linda expectativa, eso sí, los protagonistas debían estar a la altura de las circunstancias, la mesa estaba servida ...


Pizzi, técnico Santo

El alicaído fútbol argentino podía culminar de la mejor manera y dejar atrás un torneo apático, la definición permitía soñar con un cierre a toda orquesta, nos olvidaríamos de los partidos vistos/sufridos durante, gracias a éste final de película.


Pasarella 78, no, Diego 86, no, Pipi 2.013

Estuvieron todos, jugadores, público, periodistas, transmisión simultánea, papelitos, humo, fuegos artificiales, casi todos en verdad, sólo faltó el fútbol, una pena, era una buena oportunidad, los intérpretes no estuvieron a la altura de las circunstancias, difícilmente hubieran estado, un 0 a 0 contundente, Vélez (cuyo único resultado que le servía era la victoria) pateó una sola vez al arco, en el minuto 45 del st, San Lorenzo (que ganando no dependía de nadie) no alcanzó a patear.


Una mano que vale un campeonato


El equipo de Tinelli festejó su campeonato, obtenido con justicia, los puntos no se los regalaron, no es mi intención desprestigiar al equipo de Boedo, tan sólo tomarlo como un reflejo vivo del momento que atraviesa nuestro querido fútbol.

Juan Antonio Pizzi, técnico del campeón, tuvo que obtener algún que otro resultado durante el torneo para poder acallar a algunos periodistas (que fogoneados por ciertos dirigentes) ya insinuaban nombres para su reemplazo, insólito, pero es otra muestra de la decadencia, en éste caso, dirigencial y periodística, podríamos decir que todos conspiran para que esto siga en caída libre.

Disculpen la mala onda, pero no puedo menos que amargarme/preocuparme por el presente futbolero, no puedo, ni quiero, ver el vaso medio lleno, no me conformo con tan poco, a decir verdad ni siquiera veo argumentos para llenar medio vaso.

Al final el Cuervo termina pagando los platos rotos, Torrico y Mercier fueron los abanderados de la regularidad, Piatti y Correa los que supieron marcar diferencias en partidos claves, no mucho más, los demás acompañaron, no busquen figuras rutilantes, no las hubo.

Así las cosas, mi post más depresivo, justo que se vienen las fiestas, seguro que tiene algo que ver, tal vez el 2.014 me demuestra que estaba pasando por un momento depre, y que éste post sólo refleja mi bajo estado de ánimo.

La seguimos en twitter ...

@el3delaU