Follow by Email

viernes, 28 de noviembre de 2014

Casi casi

Me presenté en el Victor Legrotaglie para ver el partido de ida de las semis, hermosa noche, ideal para ver un poco de buen fútbol.

El Lobo se está jugando su chance para ascender a la B Nacional, enfrente la CAI, el equipo del Toti venía de pasar por penales, el otro ni idea.



Pereyra, uno de los que juega


Buen marco de público, imposible calcular, pero estaban las dos tribunas bastante llenas, la chiquita de atrás ni cuenta. El estado del campo de juego es para destacar, colabora con el espectáculo, la iluminación me pareció escasa, casi deficiente, un punto a mejorar tal vez (una torre más vendría bien, bah, digo).

El partido me gustó mucho, al igual que la propuesta de ambos, el respeto por la bola fue la premisa, el visitante no apeló al golpe artero ni mucho menos, mostró buen criterio del medio hacia adelante y estuvo flojo en defensa.

El equipo del Toti jugó bastante bien, abrieron la cancha asiduamente y su estratega estuvo muy participativo, el Mago Oga es un buen jugador, clave en la elaboración del juego, y clave para asistir a sus compañeros en cada ataque. El otro que me gusta es Pereyra, no tiene tanto panorama, es más vertical, encarador y suele generar peligro. Alasia es el tercero en discordia, sobrio, con muy buen pie, y transmitiendo seguridad.

Los primeros minutos pensé que era un buen rival para Gimnasia, abierto, ambicioso y dejando claros en defensa, en la primera mitad no se sacaron ventajas, mucho más cerca el local, había aroma a gol en cada ataque. La gente tenía esa linda sensación (agridulce) de ver jugar bien al equipo, aun sin marcar había marcado optimismo en la platea.

En el entretiempo se sufrió de lo lindo, más que aroma a gol había olor a chori. Igualmente lo mejor estaba por venir.

"El" jugador del partido abrió el partido, Oga le pegó al primer palo en un tiro libre sobre la derecha del ataque y el arquero sólo pudo retrasar el ingreso de la bola. Merecido por todos lados, por el buen juego colectivo desplegado y por su autor, el jugador con más peso en el terreno.



Todos con el Mago


La CAI intentó igualar el marcador, se adelantó unos metros y fue al golpe por golpe. La mesa estaba servida. Los hinchas se acomodaban en la tribuna, sabían que no había vuelta atrás, el partido se había roto.

Espacios y más espacios, ambos equipos atacaban mejor de lo que defendían, en una contra de manual, Oga la cedió para Pereyra y éste metió una asistencia perfecta para Farías, definición rasante y cruzada (o no, no recuerdo bien por donde entro la bola). Tres toques y adentro. Festejos y alegría, lo mejor, aún quedaba tiempo para definir la serie.


Resultado generoso, algarabía por todos lados, esperaba la entrada del "chimi" para terminar de sellar la serie, pero el dt tenía otros planes. Salió Abaurre lesionado, central por central, y sacó un delantero por un volante raspador, como quien quiere cerrar el partido, le salió bien. Gimnasia no pudo estirar el resultado, pero tampoco recibió el tan temido "gol de visitante", igualmente estuvo más cerca del tercero que la visita del descuento.



El "Toti" 



El Lobo deberá ir a buscar la clasificación a Comodoro, tiene muchas chances de pasar, tiene un buen equipo, espero que el dt no repita la formación que puso ante Unión en San Juan donde resignó juego sacando a Pereyra del once titular. No comulgo con esas ideas conservadoras, aun en la victoria, suelo repudiarlas.

A la noche perfecta le faltó el postre, el Lobo "casi casi" liquida la serie, habrá que ir a buscarlo de visitante, si de algo hay certeza es que no es fácil ascender, por ahora el Lobo viene por la sombra sin hacer mucho ruido.

Tal vez a esta historia le falten algunos capítulos, muchos se ilusionan con el equipo, hay material, veremos que sucede.



@el3delaU