Follow by Email

sábado, 10 de octubre de 2015

El hombre que duda

El café con leche calienta el ambiente con un vaporcito que se eleva suave hasta fundirse en el ambiente. El tipo hunde la cuchara y la colma de azúcar, adentro, vuelve a hundirla y se frena, duda, piensa, medita, evalúa.

Argentina perdió ante Ecuador en su primer intento por acercarse al mundial de Rusia. Varios factores influyeron para que esto pasara.

Buscando el camino adecuado

El primer paso para la pronta recuperación debería ser un buen diagnóstico de la enfermedad, y acá, pienso, aparece el primer obstáculo. Tal vez no sea una cuestión tan compleja tipo Dr. House, pero, como todos sabemos, medicina no es matemáticas y varios factores pueden combinarse para derribar a un paciente con baja autoestima.

El árbitro y el rival podrían ser una muy buena forma de lavarse las culpas, aunque en este caso no crea que ninguno amerite más que un par de elogios, tímido Ecuador supo aprovechar sus recursos y se llevó una victoria histórica.

A mí Martino no me da ninguna certeza, sus decisiones en cuanto al armado y disposición táctica del equipo no me dejan traslucir cuál es la idea precisa de lo que él pretende.

Latorre, mete a los 40 del ST un "lo que está claro con ésto, es que Messi no era el problema", demasiado tiempo ocupa el ex jugador, ahora periodista, en fustigar a los resultadistas y pragmáticos colegas, no lo merecen, a mí entender.



La duda del Tata nos está costando caro, su falta de audacia, también. Veo un hombre que se debate entre su adn futbolero y las ganas de satisfacer a todo el mundo al mismo tiempo (idea cuasi utópica).

Pegarle al Tata y no a los jugadores tampoco sería justo, la falta de liderazgo de algunos muchachos excede lo permisible, Di María, Pastore, Biglia, Aguero, Lavezzi y Tévez (este en menor medida ya que no termina de ser parte activa de este proceso) no dieron la talla ni generaron por peso propio alguna acción de desequilibrio que permitiera obtener diferencias ante un rival, que si perdía por tres o cuatro goles, nadie se hubiera asombrado.

Mascherano suele mantener su nivel, mucha entrega y corazón, y alterna buenas y malas a la hora de arriesgar para generar alguna acción ofensiva, para atrás, impecable.

Los centrales tienen cierto nivel, y creo que son recuperables, ahora, los laterales, mamita, en un momento gozaba (con cierta maldad) del desconcierto de ambos, Roncaglia nunca fue un lateral por naturaleza y a veces no lo logra disimular, y Mas no acertó casi nada, ni en defensa, ni en ataque, cada vez que lo encaraba el buen Valencia agotaba recursos para no salir tan herido.

Interesante Correa, mucho descontrol, pero ante tanta improvisación, no se noto demasiado.

Dolor de Cabeza


No sé cual será el diagnóstico correcto para empezar a curar este enfermito, pero una buena base para iniciar la recuperación sería pensar que "no se puede complacer a todo el mundo", el técnico deberá tomar decisiones, y algunas, seguramente serán incómodas para la prensa y/o la gente.

Hasta que pase esto seguiremos viendo un híbrido que deambula con la complacencia de la prensa y la confusión de los espectadores.

@el3delaU