Follow by Email

martes, 6 de septiembre de 2016

Ensalada de Cracks

"Esto no es para mí" había dicho, y no puedo evitar sonreir.

El Principito


Estuve viendo el partido ante Uruguay, luego de una odisea para conseguir una entrada (voy a hacer un esfuerzo para no detenerme en este punto), un disfrute al que todos debiéramos poder acceder, mal sabor de boca que todavía perdura. El fútbol argentino es despreciable en casi todos sus aspectos. No nos merecemos a Messi, tal vez vos sí, pero seguro que no la dirigencia, periodismo,etc que exprimen la joya hasta el hartazgo.

Argentina tuvo su noche fría cordillerana bajo densas nubes amenazantes, por suerte no llovió, sobre todo porque estuve en la descubierta.

Teatro Malvinas


Hubo calor en la justa medida, los ojos atentos estuvieron más activos que la garganta y la manos, y está bien así. El público fue a ver un espectáculo y hubo euforia sólo cuando los jugadores se lo ganaron.

Con permiso ...


No hubo exageraciones, hubo aplausos para el talento de Messi, pero se reconocieron las ganas también, que lo diga Dybala sino.

Ver a Messi jugar a la pelota genera un cosquilleo infantil, uno siente hasta cierta culpa por estar viendoló jugar/crear, es espiar el atelier de un maestro, uno siente que está violando un acto íntimo. 

Leo es todo lo bueno que se puede ser, y sólo escribo este post para esta línea, aquí debería terminar esto.

Toco y voy ...


Todo tiene que ver con todo,venimos de unos juegos olímpicos preciosos, donde Russo (salió 20º en tiro) nos mostró qué lejos estamos de la realidad, o qué lejos está el fútbol en general.Diferentes valores. Demasiados comunicadores mediocres con demasiado tiempo para llenar, mal combo.

Gentileza TN (?) atenti el boga por las dudas


La "Generación Dorada" (me pongo de pie) vino para fijar el paradigma del deporte argentino, es una marea que terminará inundando todo, si lo sabemos aprovechar, claro. Ya hubo una saludable reacción ante la renuncia de Leo, tal vez haya sido porque no les quedó otra, pero fue sana y la gente estuvo a la altura en su vuelta. No se puede valorar sólo el éxito.

El más grande


Algún día dejaremos de escupirnos el asado entre nosotros, (no voy a cumplir la promesa del principio me parece), estuve a un pelo de no conseguir entrada por derecha, y hubo gente a la que aprecio que se quedó afuera por no querer/poder pagar una reventa. 

La descubierta costaba $550


Acá va otra promesa que seguramente tampoco cumpliré, no voy a pagar nunca más un peso de más por una entrada, caiga quien caiga,que la historia me juzgue (esto se podría rever más adelante). 

Cuatro años más tarde, en el mismo escenario, y ante el mismo rival, el tipo es mucho más ídolo que entonces, aun con tres finales perdidas en el lomo. Esperemos que no sea la última y que para la próxima podamos ser un poco mejores que hoy.

Terminé haciendo una ensalada insólita, espero que se entienda algo. Igual, esto no es para mí.

@el3delaU